Vivir santamente y no dejar pruebas comprometedoras

Alguna vez un predicador nos enseñó que había que vivir como si el mundo se terminara esta noche y trabajar como si nunca se terminara, no entendí muy bien. Aunque…

EL PREMIO DE “EL BRUSCO”

“El Brusco” era un domador de mis pagos que tenía todo un record :No había permanecido màs de 5 segundos sobre el lomo de un potro. Alguna vez se caía…