GATICA AISLADO

Un alto funcionario justificó la maniobra de ruptura del primer mandatario con un “a nosotros siempre nos dejaron fuera en la provincia, nada en 2017, nada en 2019 y ahora también quedábamos fuera del esquema” en referencia al enojo del intendente por no haber podido instalar en la lista seccional a su primogénita que, probablemente, lo apresuró a saltar o regresar arrepentido “a la casita de los viejos”.

Bragado, que fue en otras épocas referente seccional junto a Chivilcoy, supo tener hasta 3 legisladores de diferentes partidos y en distintas cámaras, recordemos a Ienco –Posadas en el senado provincial, Elías en diputados en misma época, luego San Pedro, Puricelli, etc. Hoy las ciudades circunvecinas referentes de “Juntos” son Junín y 9 de Julio y, tal parece las dos gestiones –más la elección de medio término ganadas por Vicente- no pesan en las apetencias de los dueños de la lapicera amarilla.

EL PRINCIPIO DE ESTE FIN

 Nuestro mandatario, luego de su ajustado triunfo frente a Sergio Barenghi se ensoberbeció e, ignorando el mote que nuestra ciudad se había ganado de “cuna del nepotismo”, redobló la apuesta y le concedió más poder a Natalia Gatica, a saber, su hija, reduciendo al mínimo de tres la mesa chica, junto al Yerno Mayor (más otra integrante de la flía que gobierna desde la mesa de los fideos del domingo) ello provocó la ruptura y renuncia del pte del bloque Fernando Neri junto al partido que representa, APD, luego le siguieron la CC presidida por Carla Bruno y el bloque PRO, no sin escándalo (oxígeno trucho, que por otra parte confirman los hechos que ningún negocio del ramo provee ya no al hospital, sino a privados del elemento industrial) en la persona de Daniela Monzón. Pero Gatica revalidó todos los títulos de rompedor serial  al descolgarse, luego de años de jurar fidelidad a Macri-Vidal-Larreta, a apoyar a la lista radical que encabeza Facundo Manes, situación que provocó varias renuncias en la conducción del Comité, dejándola  acéfala.

Como consecuencia, de arrastre y actual, el  cierre  en dejó tres listas conformadas dentro de Juntos, con posibles consecuencias que seguirán debilitando el bloque ya que Fernando Franzoni (PRO) NATURALMENTE se vería obligado a renunciar a la presidencia del mismo.

Recordemos que la movida de Gatica hizo daño dentro y fuera de su grupo de pertenencia,  detonó en el radicalismo con a la renuncia a la presidencia de la UCR de Gustavo Benalal, disconforme con los lugares que le dio Gatica al sector, lo siguió la vicepresidenta Cristina Spano y el ex intendente Orlando Costa y críticas acérrimas del ex titular del radicalismo local Rafael Acuña, “Pancho” y la ex concejal Pico.

Sin llegar a hacer “futurismo” imaginando el apoyo que conseguiría para el 2023 en la lista Larreta presidente, el presente en las próximas PASO con dos listas más dentro del esquema y los dos años que le restan de gestión, no parecen ser muy halagüeños para el hasta ahora afortunado ex delantero de la selección de Fútbol local que parece haber jugado su suerte a una sola baraja.  

No deja de ser una suerte que ya haya pasado el “Día del Amigo”