“JUNTOS” PERO SEPARADOS

¿Cómo se segmentaría el voto de “Juntos” en Bragado ante la realidad de tres listas?

Para comenzar debemos primero salir del asombro de una situación que nadie podía imaginar hace una semana, que  Vicente Gatica, que había jurado amor eterno a Vidal, terminara apoyando Al “neuroradical”  Facundo Manes, despechado por no haber encontrado lugar para su primogénita en la lista provincial. Pero avancemos primero en lo que tiene que ver con las listas: Resulta más que evidente que, ante la crisis interna que desata esta decisión el Primer Mandatario Comunal repitió- a último momento- la estrategia de 2017 de buscar al funcionario más popular de su gabinete- aunque con pocas posibilidades de recibir idénticas bendiciones para el 2023.  

El acuerdo unilateral con el radicalismo oficial, deja un reguero de heridos en el camino espinoso de septiembre y abierto el drenaje de sufragios dentro del sector. Asegurar para donde irán estas voluntades sería arriesgado, pero es lógico que, entre radicales molestos, independientes indignados con la gestión y filoperonismo descontento, las clases acomodadas de doble apellido opten por el torellobrunismo y la “popu” elija sumar votos para Gelitti, activa letrada en las ONG locales y con trayectoria militancia  legislativo-radical. El conocimiento de los padrones y timbreo electoral favorecen, prima facie, al jefe de campaña de AXD Marcelo Elías el Turco, convengamos que Torello no ha metido nunca las patas ni en el barro de sus estancias y la cara antipática no lo ayuda para convencer a los vecinos de los barrios, en rigor yo no veo a un puntero social sentado a la mesa de la abundancia del terrateniente,   Carla Bruno, con un perfil más sociable, aún no ha alcanzado el conocimiento necesario para instalarse, pero, como dijimos, seguramente del sector de “Amigos de la calle Belgrano” y adyacencias. No obstante, ambas listas, con el aditamento de tener en la cabecera el sello del larretismo, reducirán sustancialmente el caudal de votos obtenido por “papeleta”oficial.

Después, todos unidos por Bragado y en 2023 a rogar de que Larreta se olvide la traición