SI LA UCR SIGUE LOS PASOS DE APD GATICA PIERDE LAS PASO

El fenómeno del neuroiradical Manes,  que ilusiona y ensoberbece   a la uceerre,  coloca a la gestión local en una situación idéntica o más grave que la de la última elección.

Bien se sabe que los resultados electorales distritales vienen “atados” a lo nacional. El arrastre, le dicen.

La anterior contienda, con el triunfo de Fernandez two en las PASO en la suma de votos de las diferentes listas, los ká triunfaron y con la virtual derrota el JXC gabinete incluido fue una lágrima.  Los únicos que afirmamos que se recuperaría, porque el pejota nunca se une del todo,  fuimos nosotros y nos costó enemistades varias, aunque acertáramos el resultado, tal y como cuando hace siglos en una interna peronista dijimos que el indio Pis saldría 3ro y este nos mandó a amenazar con el luego Pte del HCD Mario Castroagudín y la monada.

DURETTI JUGÓ PARA “EL BISONTE”

En la general el pejotaká no se abroqueló (recuerdos de Duretti) y  Macri recuperó votos,  traccionando  los 600 que le faltaban al alcalde para ganarle a Sergio Barenghi. Todo el arco político de la sociedad de JXC y funcionarios en pánico por el peligro de perder posiciones, trabajaron. Después el “buen organizador de kermeses” .-definición adjudicada a un dirigente radical- incumplió el compromiso de airear el gabinete de familiares que le otorgó a Bragado el título de “capital del nepotismo”,  según libro de Alconada Mon, potenciando el poder territorial de la su hija Natalia, cosa que le costó tres rupturas en el bloque; 1ro Acción para el Desarrollo y más tarde PRO y CC.

Creo, no obstante, que este grupo no tuvo inteligencia para abroquelarse y formar una buena opción para esta y las próximas elecciones, pero eso ya es otra cosa…

UBRIS AL PALO

La soberbia y ausencia de veracidad –que la familia y allegados festejan- están esmerilando la gestión, la salva la ausencia de un líder que concentre del otro lado.

En esta contienda podría pasar algo similar, si el neo “manismo” radical central manda interna seccional y distrital, los boina roja locales,  que mueren por un segundo puesto en la lista oficial,  no tendrán más remedio que volver a la lista 3 y, sumado a suma de la campaña de Gelitti, la resta de votos le aseguran la derrota ante un peronkichnerismo que confirmará el dicho de Figueras del 91 “no ganamos nosotros, perdieron ellos”. (18.000 votos se llevarían Pj y JXC y el resto para las listas oficiales  opcionales, anote)

También creo, como en 2019, que el ex delantero de la selección local que “mueve bien la pelotita”, como lo definiera Costa en su momento, revolcado y con las rodillas raspadas, volverá al triunfo en las generales.

A lo Pirro, eso sí…