QUERIDO MARIANO…CRITICA LITERARIA AL LIBRO “SEUDOFEDERAL ARGENTINA

Aprovechando el desvelo diario anoche, desde la1.40 a las 5 y monedas, ya que vamos a hablar de economía, leí la opera prima literaria del Cdr Mariano Marini.

El 1er aspecto, fundamental para la promoción de un libro, es la buena redacción – el hecho que lo haya leído de un tiro, indica que esta es de excelencia en cuanto al “gancho” que atrapa al lector. Gabriel García Màrquez decía que la buena redacción debía tener ritmo, una redacción cómoda, que no canse al lector, afirmaba que también la historia debía estar condimentada con situaciones de la vida diaria, los 5 sentidos debían estar presentes, las cosas debían oler, sentirse, oírse (ruidos, aromas, colores, etc), luego el autor aporta un sinfín de datos estadístico-históricos que nos refrescan la memoria sobre algunos hechos y aportan algunos que desconocíamos, ilustra asimismo las páginas con infografías y estadísticas,  yo podría detenerme en este punto y quedar como un duque, pero no, porque su línea editorial es tendenciosa y sesgada, a punto que, con algunos tropiezos que analizaremos más adelante, hasta la página 71 el ritmo es sostenido y llevadero, obvio que no se le puede negar al autor desplegar su ideología, no en vano el título es “Seudofederal Argentina” y la línea apunta, precisamente, a la centralidad de CABA, reviviendo y aportando a ensanchar la grieta entre porteños y provincianos.

Calcule Ud…

Claro que tiene sus razones y las adoba con estadísticas, nadie puede ignorar que la “Argentina Grande” se hizo a palos y sangre de los originarios habitantes, dueños de la tierra, pero es una cuestión de sentimientos encontrados esto ya que, si no hubiera sido por Rosas y Roca, deberíamos haber cavado como el Gran Cañón” de Colorado en vez la “La Zanja” de Alsina e incluso, nunca hubiéramos tenido un presidente patagónico.

Entre otras cosas.

MARINI TIRA CENTROS

Se queja asimismo de la centralidad desde la UBA, como del Teatro Colón y otras instituciones de las que, creo, todos los argentinos estamos orgullosos, seamos porteños, salteños, patagónicos o correntinos y publica una interesante lista de los que- entiende y debe tener razón- recibieron excesivas extensiones de tierras, las robaron o compraron a precio vil afirmando que, desde 1880 extensiones que llegaron al 33% de la superficie del país y encabeza la lista un tal Carlos Martínez con 250.000 ha., Unzué –viejo apellido conocido- con otras tantas, Cambaceres y sigue la lista, pero el buen Mariano no apela a estadísticas actuales para comparar, como corresponde en un análisis completo, no dice  que, según el Registro de Tierras Rurales, creado por Ley Nacional 26.737, aproximadamente 62 millones de hectáreas de la República Argentina (35% del territorio Nacional, 2% MÁS QUE 1880) figura como propiedad de 1.250 terratenientes (0,1% de los propietarios privados) y que en esta grilla aparece en un 3er digno lugar el compañero Báez, que deja a los Unzué como pobretones con 470.000 Ha compradas entre 2008 y 2015 ;  

1) Grupo Benetton (Italia) 900.000 hectáreas, administradas por la empresa “Compañía de Tierras del Sud Argentino”. Estancias: Caleufu (Neuquén), Pilcaniyeu, San Pedro, Cañadón Blanco, Etido, Colonia Maitén y el intento de usucapión de Huanhué (Río Negro), El Maitén, Leleque, Fofocahuel, Firtihuín, Lepá, Esquel y usurpación de campos vecinos (Chubut) Coronel y El Cóndor (Santa Cruz). Negocios ganaderos, forestales y mineros.
 

2) Grupo Walbrook (Gran Bretaña) 600.000 hectáreas, administradas por la empresa “Nieves de Mendoza”. Propiedades: Campo el Álamo, Las Juntas, Los Molles, Las Leñas, Valle Hermoso, Los Amarillos, Agua del Toro, Río Colorado (sur de Mendoza). En estas propiedades están la laguna Niña Encantada, el Pozo de las Ánimas, el centro termal Los Molles, el Centro de Ski las Leñas, la Laguna de Valle Hermoso y otros espejos de agua cordilleranos.
 

3) Lázaro Báez (Arg.) 470.000 hectáreas: 25 estancias en la provincia de Santa Cruz. Todas estas propiedades fueron compradas entre 2008 y 2015. Actualmente todas sus propiedades están intervenidas por el Estado Nacional y Lazaro Báez está preso, acusado de asociación ilícita y lavado de activos. (fuentes: https://novedadesdelsur.com.ar/contenido/7751/listado-de-los-terratenientes-de-la-patagonia-argentina- http://www.polosproductivosreg.com.ar/2020/02/28/listado-de-los-terratenientes-de-la-patagonia-argentina/

TAMBIEN CON EL DIABLO…

Luego de tratar de poco menos que delincuentes, exterminadores de indios, usurpadores a los terratenientes, Marini se apresura en aclarar- plantando la bandera de la ecuanimidad y respeto por las opiniones ajenas –“Para que tampoco se dé a confusiones malintencionadas, les cuento que no estoy en absoluto en contra de los grandes productores…” (pag.69, hasta el número es inclusivo).

Desde la pag. 95 a la 101 dedica- para ni sin necesidad, sendos párrafos, una especie de boleta electoral con fotos,  a sus tres jefes políticos según nieles, Aldo San Pedro, Julián Domínguez y Néstor Kirchner, quien, junto a su esposa, favorecieron la compra de 470.000 Has; al socio Lázaro.

Tampoco aborda, ya que de estafa a los originarios se trata, el tema de la donación de 600 Has., más algunos millones en metálico, por parte de un sacerdote de Luján a la comunidad originaria  de Olascoaga, en la gestión San Pedro, gran parte que quedó en manos de nombres “huincas” presuntos cercanos a la anterior gestión.

No voy discutir ni la línea de pensamiento ni la reflexión final, porque es derecho del autor, solo aporté datos comparativos, ya que Mariano sugiere en la pag. 65 – refiriéndose a esto del exterminio y usurpación que “que no siga leyendo este libro porque le provocará serias confusiones” y- dice- no querer ser “responsable de replanteos en sus posiciones o justificaciones subjetivas infundadas para seguir mirando con los mismos ojos a quienes nos robaron la tierra argentina”.

Nunca lo olvidaremos, querido Mariano, y no  nos trae problemas de conciencia,  tampoco olvidamos   a Lázaro, los bolsos de López, las cajas de millones de dólares de los hijos de Cristina y demás y los que siguen robando tierras y como el caso de Olascoaga.

Y no nos olvidamos de los campos de Torello en el norte, con mano de obra esclava de originarios y menos de los Macris del correo, porque esto no es una cuestión de conveniencia de memoria, sino de verdad.  

Jorge Cagliani—6,25 mts (me voy a dormir)