A CHOCOBAR NO LO CONDENARON

Como cualquier ciudadano de bien, creo que la actuación del policía fue buena, porque sacó de la calle de forma permanente a un asesino y a otro por varios años.

Escuchamos en algún momento a la madre del atacante decir que su hijo había salido a trabajar y que si el turista le hubiera dado la cámara, no le pasaba nada.

No se hace menester ser omnisciente *, como Dios, para saber que este tipo hubiera seguido robando y tal vez matando a quien, voluntariamente, no le entregara sus pertenencias.

Eso está claro, por ende, para mí y dos terceras partes de la población la acción de Luis Chocobar fue impecable.

Ahora bien, si observamos los videos, la distancia en que esta tirado el maleante y el tiro en la espalda, podría colegirse que hubo, ante la ley “exceso de la defensa propia”.

Igual hay que estar en ese momento, pero la ley no contempla intenciones.

Estuvo Chocobar y todos nosotros, varios años en vilo ante la posible condena a cadena perpetua, todos sabemos que un abogado hábil pudo lograrla, la parte acusatoria pedía máxima pena, la fiscalía más de 3 años, lo que significa prisión efectiva.

Finalmente fueron menos de 3 años, Chocobar no pasó ni pasará, un día en la cárcel, que es lo que todos queríamos.

En un país donde ladrones probados y asesinos salen de la cárcel y siguen robando y asesinando, la condena de Luis Chocobar es casi una medalla.

(*) La doctrina establece que Dios es omnisciente; Sabe lo que cada uno puede hacer en el futuro.