CLARO INTENTO DE CENSURA DEL “RADICAL DE BIEN” GUSTAVO BENALAL

El Dr. Benalal, hizo por medio de una carta de lectores en “La Voz”, aparte de pretender manipular una información, un interesante instructivo- tutorial sería hoy- de cómo se aplican las coimas, por lo visto conoce del tema.

Utilizando un vocabulario perimido, sin dar nombres y solo referencias vagas, como los cobardes, afirma  que “terceros” acusan de coimera a una edil (Eugenia Gil, una pobre chica) y quieren ensuciar a una institución como “Estrellas Amarillas”. Como sus referencias son encubiertas y quien suscribe publicó la información sobre la discusión en reunión de legales, me doy por aludido; Resulta llamativo que hable de “maniobra burda” a una información sobre hechos que presenciaron y testimonian varios ediles, , libre y con derecho constitucional, le recuerdo, por si no rindió la materia que el artículo 14 garantiza a todos los habitantes de la Nación el derecho de ‘publicar sus ideas por la prensa sin censura previa’. … De cualquier manera, la libertad de expresión, en sus demás variantes, debe ser considerada como un derecho reconocido implícitamente por la Constitución Nacional”. Por otra parte falta a la verdad cuando refiere a que “ni los adversarios políticos se han prendido a la misma” ya que, precisamente un  adversario  fue quien  presentó en la reunión la queja que nosotros solo publicamos dado nuestro derecho de informar.  En el transcurso de  misma,  una integrante de la institución afirmó que “ estaban dispuestos a seguir pagando a un abogado para que el proyecto “caminara”, si estaban dispuestos a “seguir pagando” infería Marini y cualquiera que lo escucha, menos Benalal, que ya lo habían hecho y no hubo en la información periodística – que no le gusta a Benal porque “ataca” a una compinche- un intento de desprestigiar a Estrellas Amarillas, sino todo lo contrario advertirles sobre la miserabilidad política de algunos  a la que no están acostumbrados. De modos que no manipule las cosas el letrado. Por otra parte otra adversaria, la edil Pan Rivas, propuso una comisión de investigación. Mire si no se “prendieron” como expresa el ex concejal  burdamente.

El autor del libelo reacciona muy a lo kirscherista, cuando no le gusta una información ataca a los mensajeros, ya hace unos años, porque en este portal publicó una opinión que no le gustó a un cliente y nos negamos a retractarnos, fue contra el proveedor en la red e hizo levantar la página, provocándonos  gastos casi impagables para nuestra economía –para él, un vuelto- tal vez ahora intente hacer lo mismo el democrático “radical de bien”,  que amenaza con dejar de ser manso.

EPILOGO; Yo puedo hablar por mí, el libelo se refiere también a intereses políticos, que se defiendan los otros aludidos, pero permítame agregar un párrafo en defensa de los buenos políticos – no es su caso- que debiera haber: Ud habla de códigos que no tuvieron o fueron olvidados y- perdón- códigos tiene la mafia, lo que tiene la gente de bien se llama “ética”.