CULOS POR VACUNAS

Tal vez no sea una mala noticia, en todo caso, que la belleza, el amor y el deseo sigan cotizándose en tiempos de tanto adelanto cibernético ya que, de otro modo, el mundo ya transitaría camino a la extinción. Porque Doña Purita Cola y Antonela Delmonte de Venus son solo las emergentes de una realidad que trasciende las eras culturales del mundo, hay, con toda seguridad, infinidades de “juguetes” sexuales del poder, tanto que hasta el mismo Clinton supo poner de rodillas a Lewinsky en la misma alfombra del Salón Oval, todos sabemos de polvos a hurtadillas, secretarias echadas a patadas por esposas celosas, enfrentamientos de machos alpha intramuros en las ofis municipales. Parece que los poderosos tienen el poder de poner de rodillas a sus subalternas.   El vil metal, repartos de cargos, viajes al sol del Caribe, muchas veces abonados con los impuestos del pueblo, han sido la constante de la ejecución del poder machista, aunque se sabe de algunas damas de hierro que supieron “amancebar” jovencitos atractivos de las instituciones de menores.

Ellos/as ofrecían lo que tenían, dinero, poder, gestión, ellas/os su única posesión; la belleza.

TOCALA DE NUEVO, BILL

En tiempos de Cortés, cuando aún no había dólares, el oro robado a los imperios y su poder omnímodo, señor de vida y muerte de los oprimidos, fue la moneda de cambio de la carne trémula, así Malinche sucumbió ante los oropeles del conquistador y se convirtió en anatema para el pueblo mexica. Los valores o precio,  fueron mutando, más tarde fueron suntuosas mansiones,  la fama de Hollywood, los autos alta gama, cruceros y hasta motitos 50cc, según el estamento del poder y mientras el cuerpo “aguante” porque la belleza es una flor que se marchita pronto –todos vimos en que se convirtió la vedette Camila Perissé, dueña de nuestras fantasías en los ´`90- las núbiles gatitas irán por más, y nosotros, ,a sociedad pagaremos cada vez más caro los polvos de los funcionarios, mientras vemos Netflit en soledad o con lo que supimos conseguir.

Mas en medio de la pandemia mundial que deprecia y sobrevalora todo, los costos-gato se han reducido exponencialmente -9 a 18 euros- el valor de la vacuna, pero que, valor mercado es el precio de la vida, es inconmensurable, por eso esta vez las chicas/ os ofrecen el tujes –o el brazo- en los con más fervoren los vacunatorios  que en los suntuosos dormitorios de los señores del poder.

El amor ha triunfado!