Sobre discípulo Tomás, portales y cocodrilos de bolsillo

Trabajé en varios diarios y semanarios locales y de la región, también uno en el estado de Quintana Roo, México. Es de uso de los medios de comunicación magnificar “de pico” la cantidad de suscriptores, dado que ello prestigia la empresa a la hora de la solicitud de publicidades. Los medios de papel vienen en declive desde principios de siglo, dada la incursión de la red de redes, que parieron prestigiosos y virales portales y hoy, disculpen la infidencia, no creo que entre los dos matutinos sumen los 1000 suscriptores, la mayoría de ellos tradicionales y nostálgicos  del- a punto de desaparecer- formato  tabloide con aroma a tinta. Claro que siempre se “mintió” las tiradas de las rotativas y hoy cualquier portal, más o menos exitoso, los supera ampliamente en visitas, ni hablar de un posteo de Face que puede hacerse viral en pocas horas. La TV tradicional ha perdido adherentes, hace un tiempo el entonces Pte del HCD de San Isidro, Carlos Castellano,  afirmó, cuando lo entrevistamos para una emisora del distrito, preferir una nota en Youtube, que tiene más potencial de ser replicada, que incluso una nota por tv. Sobre el particular relató tener hijos jóvenes que no veían tv desde hacía años, mucho menos leer diarios. Fatalmente el diario de papel desaparecerá de forma mediata, será un lujo de elite.  

Por fortuna para los medios tradicionales aún hay avisadores que por tradición, hábito o simpatía, aún apuestan a ellos, un poco por la intangibilidad  del periodismo electrónico, cual el discípulo Tomás, “si no tocare la herida” no creen.

El posicionamiento en las redes es una cuestión de fortuna, suerte, buena estrella, un youtuber puede alcanzar las 500.000 entradas (y muchos dólares) con acciones tales, como dijera Casciari en uno de sus cuentos, aquella chica que “dibujaba con el culo”. Tal vez una análisis político-social de cierto vuelo, salvo que lo hiciera Borensztein, Lanata o “El Presto”, cuando más insultos, mejor,  no alcanzaría las 50 visitas.

No obstante, lo sabemos, la cosa va por ahí y si es verdad que aún cuesta vender unos centímetros de publicidad electrónica- mucho más que te las abonen algunos profesionales a los que ya les fue retirado el aviso, y algún sindicato “vueltero”- todo será cuestión de tiempo.

Por nuestra parte hace un par de meses colocamos en red www.bragadoenlínea.com luego de 5 años de ausencia, parece que algunos lectores no  la habían olvidado,  ya que en el primer mes tuvimos hasta 300 visitas diarias, sin promoción ni puesta en mercado por las redes, en este lapso nos llegaron invitaciones por Face una cantidad similar de personas y diariamente se siguen sumando propuestas, cosa que confirma como se multiplican de inmediato el alcance de los portales.   En breve haremos una campaña de posicionamiento y de adhesiones publicitarias. Es de esperar que empresarios, profesionales y políticos que nos leen y alientan a buscar la verdad, hagan su aporte, porque no solo de tinta vivirá el hombre