Vivir santamente y no dejar pruebas comprometedoras

Alguna vez un predicador nos enseñó que había que vivir como si el mundo se terminara esta noche y trabajar como si nunca se terminara, no entendí muy bien. Aunque…