Vivir santamente y no dejar pruebas comprometedoras