se viene el matriarcado?

Hasta los 90, cuando la ley de cupo era 2×1, dos candidatos hombres y una mujer, cuando en la UCR hacía falta una representante seccional. por ejemplo, era o Ana Posadas o Merdeces Piricelli. Para la política partidaria era un “problema” y se decía “¿quién paga a la mujer?” como una carga ya que si el 3er lugar le tocaba a un “pope” pesado, no podía ocupar él el cargo y se le hacía menester poner a su mujer o alguien de la familia, aunque no estuviera en la política.

el equilibrio 1 x1 en las listas ha hecho desembarcar mucho valor en las nuevas generaciones de dirigentes y tal vez mañana, cuando se discutan las listas 2021, haya que decir “quien paga el varón”?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.