se viene el matriarcado?

Hasta los 90, cuando la ley de cupo era 2×1, dos candidatos hombres y una mujer, cuando en la UCR hacía falta una representante seccional. por ejemplo, era o Ana Posadas o Merdeces Piricelli. Para la política partidaria era un “problema” y se decía “¿quién paga a la mujer?” como una carga ya que si el 3er lugar le tocaba a un “pope” pesado, no podía ocupar él el cargo y se le hacía menester poner a su mujer o alguien de la familia, aunque no estuviera en la política.

el equilibrio 1 x1 en las listas ha hecho desembarcar mucho valor en las nuevas generaciones de dirigentes y tal vez mañana, cuando se discutan las listas 2021, haya que decir “quien paga el varón”?

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *