Don corleone hubiera estado feliz

En esto del Covid y con sistema de estado de sitio y cuasi ley marcial, conculcación de todo derecho ciudadano,  sin derecho a reclamo del fallecido por parte de  los deudos, ni mucho  menos de autopsia ante cualquier sospecha ( llegaron a decir que el virus pervive en el cadáver!, quién lo va a tocar!)  ¡Ni don Corleone lo hubiera soñado!

Nunca; en la sociedad presuntamente civilizada y bajo la protección de leyes con derechos y obligaciones, ud llevaba un enfermo, lo aislaban, no lo veía más y ni tenía noticias de su evolución y le informaban que había muerto, pero tampoco podía verlo ni acompañarlo a la última morada. ¡Que papita para don Vito! Los médicos se convirtieron en peritos, jueces, jefes de Registro Civil y policías, curas y obispos  en un solo acto, nadie puede preguntar ni reclamar. En una novela de Agata Cristhie podríamos imaginar que a alguien que sabe demasiado – un testigo contra Cristina, un decir-   el dr Fulano, que hoy tiene calidad de Escribano Publico, da fe,  certifica que fue hallado en la calle con síntomas de Covid, internado y que falleció en el día de hoy, y a otra cosa. Se ha sospechado, por otros casos, de funebreros que meten un muerto adicional en un cajón o lo creman sin autorización, volviendo a la figura de don Corleone, me imagino mi novela negra con un auto, negro tendría que ser, que llega a la morgue de un hospital, descarga varios acribillados y los ponen en bolsas que dicen: Alerta! Muerto pot Covid19. O mafiosos disfrazados de sanitaristas torturando a pacientes para que firmen escrituras de sus propiedades, (acá pasó alguna vez en los hogares, aunque no fue menester torturar)  o tomando fotos a chicas sin ropas e indefensas, hay algún profesional que esas cosas le rondan la cabeza…

Volviendo a la realidad local alejada de toda sospecha; Si en Bragado hubiera un solo paciente que falleciera por falta de oxígeno; ¿quién lo certificaría?, si en las salas no se permiten presencia de familiares.  

Piénselo…

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *